sábado, 3 de octubre de 2009

Gramsci y la pantimima de Estensoro

¿Recuerdan el diálogo Final, Estensoro-Pichetto? Ahí va:

Estensoro- No tiene sentido seguir con la pantomima, de hacer audiencia, cuando hay una decisión política (que creo que externa a este congreso) de que esto se vota como vino de diputados, y que entonces… eh, realmente me parece que no tiene sentido reunirse mañana.

Pichetto- Senadora Estensoro, nosotros somos el Partido de Gobierno. Tenemos un sentido de pertenencia, histórica, a un Partido Nacional. Usted quizá esto usted no lo entienda, tal vez no lo pueda comprender nunca. Y vamos a acompañar a nuestro Gobierno, como corresponde. Así que Presidente, yo pido que se vote.

Presidente- Aprobado


Le contesta Gramsci a la Senadora:


“El gesto por el gesto”, la lucha por la lucha y especialmente, el individualismo estrecho y pequeño, no son más que la satisfacción caprichosas de impulsos momentáneos. (En realidad, se trata siempre de “apoliticismo” italiano, que adopta estas formas variadas pintorescas y caprichosas.) El individualismo no es más que apoliticismo animalesco, el sectarismo es “apoliticismo” y, si se observa bien, el sectarismo es, en efecto, una forma de clientela personal, mientras falta el espíritu de partido que es el elemento fundamental del “espíritu estatal”. La demostración de que el espíritu de partido es el elemento fundamental del espíritu estatal es una de las tesis más importantes a sostener; viceversa, el “individualismo” es un elemento de carácter animal, “admirado por los forasteros”, como los movimientos de los habitantes de un jardín zoológico."

Antonio Gramsci, Notas sobre Maquiavelo, sobre política y sobre el Estado moderno, Nueva visión, pag 28.

Recordemos la naturaleza del Príncipe, en el cual la fuerza y la ley, la imposición y el consenso son fundamentales en la construcción política. El Príncipe debe atender estas dos cualidades del Centauro, y nunca usar separadas o individualmente estas cualidades. El que quiera utilizar cualquiera únicamente (el carácter animal que hace mención Gramsci), sostiene Maquiavelo, debería abandonar la política. Lo demás es todo Pantomima.






Imagen, afanada del féis-buk de Clarlie Boyle

Video, medio largo, pero vale la pena:





3 comentarios:

jose ruben sentis dijo...

Gramsci y Maquiavelo también firmaron el despacho del viernes en el senado.
Un abrazo.

MP dijo...

Muy buen post. Pichetto puso las cosas en su justo lugar.
Un abrazo
Mario

Goliardo dijo...

La verdad que si, la politica de un lado, y las corporaciónes. trágicamente, cuando Gramsci escribía estos apuntes, estaba preso. La política en la cárcel, y la corporación, el fascismo en el gobierno. Cada acto politico hace -aunque sea un poquito-, un acto de justicia con el pensador italiano.