lunes, 4 de julio de 2011

Santiago Kovadloff y la nueva "hora de la espada"

La dictadura es siempre del orden excepcional. Esto nos enseña Carl Schmitt recordando a Juan Donoso Cortes:

Cuando la legalidad basta para salvar á la sociedad, la legalidad; cuando no basta, la dictadura.

Santiago Kovadloff piensa en términos excepcionales. El kirchnerismo es una peste que debe ser cortada de cuajo. La moral está por el piso y requiere una solución “excepcional” sin dislates opositores. Kovadloff rosa con el Discurso de a Dictadura de Juan Donoso Cortes, o si se quiere mejor, con La hora de la espada de Leopoldo Lugones. Dice Kovadloff:

Hay horas en las cuales no entender qué es lo decisivo para una nación puede resultar fatal para su porvenir. Esta es una de ellas. Las circunstancias exigen de las dirigencias opositoras una lucidez perceptiva que no admite más dilaciones.

Es increíble, pero estos argumentos son peligrosos para el sistema democrático. Poner el debate en términos de buenos y malos, corrupción y sanidad, constitución y delito lleva a la negacion absoluta del otro. Les pasó con el peronismo que quisieron borrarlo de la historia. Hoy la historia se repite, una vez más.

2 comentarios:

argentinolibre@hotmail.com dijo...

Está claro lo que pide Santiaguito. Yo le digo que si le da la nafta, arranque.
Es muy tenebroso el personaje, pero se me hace igual de cagón.

Adal El Hippie Viejo dijo...

ir por el tercer gobierno peronista consecutivo parece que es un "peligro"

saludos

Adal