viernes, 29 de abril de 2011

La carta



"Hoy hace exactamente seis meses que partió definitivamente hacia la historia, por esas licencias que se toma el calendario, hoy se cumplen ocho años de la elección del 27 de abril a al que llegó para plantar banderas. Ese día en el que faltaba ir a una segunda vuelta, ambos tuvimos la certeza de que nuestro tiempo, el de los argentinos, finalmente habría llegado y ya no hubo pausa ni descanso; había que poner otra vez de pie a la patria a una patria que había sido humillada y saqueada, traicionada una y otra vez,. Una patria a la que se le habían provocado demasiadas heridas infinitas, pérdidas e incontables tragedias.

Allí fue que se lanzó a la tarea sin medir costos ni personales ni políticos y sin importarle agravios insultos o calumnias, como era él como fue siempre: a todo o nada, como si supiera que no tenía demasiado tiempo.

Mirándolo bien, uno se da cuenta que no hubiera sido posible hacerlo de otro modo, de qué forma se podía haber encarado la negociación de una deuda que estrangulaba a la economía y la nación que sumía en la miseria a millones de argentinos, de que otra manera se podía haber rechazado el Alca en la Cumbre de las Américas en Mar del Plata. Alguien puede imaginar lo que sería hoy argentina y América del Sur si aquel sistema económico se hubiera impuesto. Podría yo acaso como Presidenta haber puesto los cuadros del Che, Rosas en Casa Rosada si él no hubiera descolgado primero el cuadro de Videla del Colegio Militar.

La historia compañeros se cuenta sola, solo hay que saber mirarla. Hoy los trabajadores se movilizan para recordar el primero de mayo en un país absolutamente diferente, inimaginable para todos ocho años atrás. Un país que ha vuelto a ser nación, pueblo y patria. Un país que ha retribuido derechos; un país que ha construido nuevas igualdades; un país que sigue incluyendo, reparando tantas décadas de inequidad e injusticia; un país que necesita seguir creciendo, produciendo, trabajando.

Quiero pedirles a todos en nombre de él y de todos aquellos a los que todavía la patria no ha podido llegar que cuidemos lo logrado y redoblemos el esfuerzo porque mientras haya un solo pobre, la tarea que él empezó estará inconclusa.

Los abrazo a todos muy fuerte, feliz día para todos los trabajadores."





Carta esrita por Cristina leída en el acto de la CGT

9 comentarios:

mujerdeole dijo...

Nosotros te abrazamos Cristina.
Y como dijo el compañero secretario general de la CGT te pedimos la reelección.
Para redoblar la apuesta, para ir por más, nunca menos.

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

¿Qué sentido debemos atribuirle a la frase "construcción de nuevas igualdades" cuando un tercio de la fuerza de trabajo se encuentra en negro? Si alguien piensa que esto es una chicana, en realidad se trata de un dato del INDEC. La pregunta que cabe hacerse es, ¿está en condiciones de igualdad quien trabaja en negro? ¿Tiene algo que ver esto con el crecimiento económico que experimentó la Argentina desde el 2003? Espero argumentos, no
chicanas, como respuesta. Ahora que no hay ninguna fuerza a la vista con el suficiente poder destituyente, es un buen momento para debatir. ¿O no?...

Saludos,

Goliardo dijo...

Ariel, creo que ya lo idscutimos otra vez y la verdad no me gusta la discución por la discusión misma. La "clase discutidora", asi la llamaba un pensador politico a la burguesía. La verdad prefiero decidir antes que discutir.

Gracias por comentar.

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

Christián, no se trata de la discusión por la discusión misma, sino de justificar con argumentos en qué consiste la "construcción de nuevas igualdades" en un marco en el que el 35% de la fuerza de trabajo está en negro. ¿Esto no es real, no tiene incidencia en la capacidad de lucha de los sectores populares? Y esto como botón de muestra. El "modelo", en mi opinión, no ha sido otra cosa que una reconversión capitalista, que ha permitido obtener enormes ganancias a los empresarios. Puede ser que esto sea falso y que estemos viviendo una "revolución cultural". Pero los números no mienten. Si aumentan las inversiones y las ganancias de los capitalista, algo estamos haciendo mal desde el campo de los trabajadores y los sectores populares. Salvo que pensemos que entre trabajadores y empresarios existe identidad de intereses. ¿Es esto último lo que pensás?
En cuanto a la frase de Carl Schmitt sobre la "clase discutidora". Así puesta es una reducción desmesurada. Si hay una clase social que ha transformado el mundo, esa clase es la burguesía. Seamos honestos con el enemigo. Hay que honrar la frase "combatiendo al capital", pero siendo serios.
Saludos,

Goliardo dijo...

Ariel, mi nombre es sin "h" y la frase es de Juan Donoso Cortes retomada por Carl Schmitt.

Saludos

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

Cristián, mil disculpas por el error con tu nombre.

¿Y el fondo del asunto? ¿Vas a rehuir el dar tu opinión?

Saludos,

Goliardo dijo...

Ya lo discutimos hae rato y no nos pusimos de acuerdo. No me gustan la discusioines al cohete, menos de un proceso que es congeladoi en una fotografia. Hcae un tiempo me comentaste a un comentario mio "detesto la cultura twitter", creo que a estas alturas yo pienso lo mismo. Gracias por comentar.

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

Cristián:

Vos y yo sabemos que no se trata aquí de "cultura twitter" ni de una discusión al cohete. Tampoco se trata de "gorilismo", aunque es probable que más de uno me cuelgue ese anatema tan en boga en entre muchos que acostumbran hacer genuflexiones ante los poderosos. No tengo nada personal contra vos, nunca discuto públicamente cuestiones personales. Pero hace mucho tiempo que decidí dejar de jugar a las escondidas en la vida. Se trata de sentar posición ante el carácter de clase del gobierno de Cristina, y vos (y otra vez no es personal, porque tu actitud es la habitual entre los distintos pelajes del kirchnerismo) te negás a decir una palabra, por temor a tener que discutir lo importante. Estamos en campos diferentes, esa es la verdad, y es preferible admitirlo de manera franca. Nací en un hogar de clase trabajadora y no me voy a olvidar nunca de mis origenes. Durante los gobiernos de Néstor y Cristina los empresarios (puedo llamarlos "capitalistas"?)la levantaron con pala, si se me permite la expresión, y esto gracias, entre otras cosas, a que ustedes mantuvieron la legislación laboral de los '90. Como te dije, si la inversión y las ganancias empresarias aumentan, algo se está haciendo mal. Por supuesto, esto último visto desde el campo de los trabajadores y el pueblo.
Un abrazo,
Ariel

PD: No voy a molestar más por este blog. Considerá esto como una explicación de tantos comentarios que envíé.

Eugenio dijo...

Me parece que, en el marco de una revolución kultural:
a) es justo cambiar nombres y llamar "nuevas igualdades" a las desigualdades de los noventa.
b) los números son irrelevantes. No es cuestión de lo que pasa sino de cómo lo denominamos.