martes, 17 de noviembre de 2009

El caso de la rubia platino


5 comentarios:

Eduardo Real dijo...

No recuerdo algo que me ocasionara tal repugnancia. Me da vergüenza ajena este fuentón de achuras.

Mínimo le corresponde un juicio político por traición a la patria, por pedir la intervención extranjera en asuntos internos. ¿Qué derecho tiene este escuerzo de avergonzarnos a todos los argentinos?

Le deseo todo el mal que ella nos ocasiona con su mera existencia, por respirar el aire que yo respiro. Se me retuercen las tripas del asco.

Silvia Ca dijo...

aca arriba dice: LARGA TODO.
bueno...
esta gorda me tiene muy inflada de los ovarios.
que se vaya a la puta que la pario,

Gracias goliardo por dejarme largar!
feliz dia, cumpa

Sil dijo...

esta mas allá de la neurosis.
saludos y feliz día a todos y a todas.

Janet Chalou dijo...

¿Qué habrán pensado los embajadores que recibieron la carta? Seguro que les alegró el día un chiste tan bueno.
Carrió está completamente delirada. No sé qué .

Janet Chalou dijo...

Quise poner lo siguiente: "No sé qué 'flashea'", pero se me cortó la frase, porque la palabra "flashear" la puse entre comillas latina y el blog las entiende como código XHTML.