sábado, 18 de julio de 2009

Martin Guerre o el elogio de la impostura


Advertencia, aconsejo al lector que en caso de no haber visto la película “El regrese de Martin Guerre”, no siga con este posteo, porque se va a enterar de la resolución, y e argumento de una de las mejores películas. Aconsejo ver la película que es muy buena.

El caso de Martin Guerre es muy conocido en el ámbito de la historiográfica, y en el cine. La película “El regreso de Martin Guerre” protagonizada por Gérard Dépardieu y la bella Nathalie Baye es una de las mejores puestas en escena sobre la vida campesina en los ámbitos rurales de la Europa pos-medieval. La película cuenta la vida de Martin Guerre, un campesino que vivía en una aldea cercana a Toulouse (Tolosa). Este campesino contrae matrimonio a través de un arreglo entre familias, con la joven Bertrande de Rols. Viven un tiempo sin tener relaciones a causa de la impotencia de Martin Guerre. Después de los rituales para impedir “los malos espíritus”, Martín Guerre y Bertrande consiguen tener un hijo. Tiempo después debido a problemas económicos - y cuestiones que no vienen al caso-, Martin Guerre escapa de la aldea campesina y deja a su mujer y a su hijo abandonados a las buenas de Dios. Años después, regresa Martin Guerre a la aldea algo cambiado, y con actitudes más benevolentes que cuando se había marchado años atrás. Le enseña a Bertrande a leer y escribir (Martin Guerre aprendió a leer y escribir en la guerra de San Quntin), construye una relación mas afectiva con ella y con su hijo, y atiende sexualmente como antes no lo había conseguido. Martin Guerre y Bertrande viven una vida pujante, apasionada y feliz, hasta que un día llegan a la aldea dos campesino que aseguran que Martin Guerre había muerto en la guerra, mientras que el Martin Guerre que vivía con Bertrande de Rols era Arnaud du Tilh, un campesino de una aldea vecina, es decir un impostor. Gracias a los testigos y al buen manejo de las leyes de Martin Guerre, lleva el caso a la Justicia. Según Wikipedia, el abogado de Martin Guerre es el barón de Montaigne, al gran intelectual y escritor de los Ensayos. Martin Guerre justifica con testigos y con argumentos sobre la intimidad que él es el verdadero Martin Guerre. Bertrande de Rols es interrogada sobre cuestiones íntimas y declara ante los Jueces que la persona acusada era Martin Guerre, su esposo legítimo. Los jueces deciden terminar el caso, pero en el último instante aparece un testigo. Un joven parecido a Martin Guerre, que entra en el juzgado con muletas, debido a que ha perdido una pierna en la guerra de San Quintin. Dice este hombre que es Martin Guerre. Cuando el hombre dice esto, sus antiguos familiares lo reconocen, sus amigos, sus tíos, y también la joven Bertrande de Rols. El impostor es condenado a la horca y el queda resuelto el caso.

Esto dio mucho que hablar. Montaigne tiempo después escribe lo siguiente en sus Ensayos:

“Coras, consejero de Tolosa, entendió, en mi infancia, en el singular caso de dos hombres que se hacían pasa el uno por el otro. recuerdo (y tan bien como ninguna otra cosa) que me pareció haber hecho de la impostura de aquel a quién juzgó culpable, una cosa tan maravillosa, que excedía en tanto de nuestro conocimiento y del conocimiento del juez, que me pareció muy arrojada la sentencia de horca que se expidió. Admitamos una forma de dictaminar que diga: “El tribunal no entiende nada de esto.” Ensayos, III, XI.

El caso fue estudiado y discutido. La pregunta que todo historiador se hace es la siguiente: ¿la esposa de Martin Guerre, Bertrande de Rols supo desde el principio que el Martin Guerre que había regresado, era un impostor?

No voy a entrar en esa discusión porque no viene al caso. Sólo compararlo con la historia política Argentina.

¿Qué fueron el general Perón y Eva Duarte más que dos impostores? Perón, un militar que traiciona la tradición, forma un movimiento político fundamentado en el sector obrero sindical, y decide transformar la argentina. Perón traiciona hasta su fascismo. ¿Qué fue Eva Perón más que una maravillosa impostora, que en vez de quedarse a disfrutar de los beneficios de ser la mujer del presidente, decide dar su vida por los más necesitados? Eva Perón era una impostora, estaba en el lugar que no debía estar. Su maravillosa impostura se fue tallando de jovencita cuando tuvo que ser nombrada como “hija ilegítima”. Un impostor es un usurpador de derechos, y Martin Guerre ( el impostor) no tenia derecho a hacer feliz a su mujer. Eva perón no tenia derechos a estar donde estaba, al igual que el general Perón. Para la oligarquía, la burguesía argentina, el peronismo es eso, un “hecho maldito”, una impostura, alguien que ocupaba un lugar que por tradición le pertenecía a otro.

Y en la actualidad pasa lo mismo. ¿Qué no son Kirchner y Cristina mas que dos impostores? Martin Guerre (el impostor) fue aceptado hasta que empezó a molestar, al igual que Néstor y Cristina. ¿Cómo se le va a ocurrir a la impostora redistribuir la riqueza? ¿Cómo se le ocurre a la mandataria, mandar, ser “soberbia” cuando esa actitud sólo es reservada para otra clase de-gente? ¿Cómo se les ocurre a éstos impostores volver a la argentina a su lugar “anti-natural” de ser latinoamericano, dejando de lado las ciudades de Paris y Londres, que tanto se nos parece? Kirchner y Cristina son dos impostores, están en un lugar que no debían. Yo me pongo del lado de la impostura. Viva Martin Guerre (el impostor).

15 comentarios:

sin dioses dijo...

Un post para poner en un cuadrito. felicitaciones.

Goliardo dijo...

Táctica medio trampa la mia. primer párrafo con advertencia de no lectura en caso de... es una invitación deliberadad a qubrar la regla.

Gracias sin dioses por en comentario.

Andrea dijo...

Aquí otros dos bien retratados por Eduardo Galeano
"Dos traidores
Domingo Faustino Sarmiento odió a José Artigas. A nadie odió tanto.

Traidor a su raza, lo llamó, y era verdad. Siendo blanco y de ojos claros, Artigas se batió junto a los gauchos mestizos y a los negros y a los indios. Y fue vencido y marchó al exilio y murió en la soledad y el olvido.

Sarmiento también era traidor a su raza. No hay más que ver sus retratos. En guerra contra el espejo, predicó y practicó el exterminio de los argentinos de piel oscura, para sustituirlos por europeos blancos y de ojos claros. Y fue presidente de su país y egregio prócer, gloria y loor, héroe inmortal."
Muy buen post Goliardo
Saludos desde CdB

raúl lasa dijo...

Buen post. Ahora, ¿de dónde sacaste que Perón era fascista? ¿Vos también te comiste ésa? Menos Portantiero y más Galasso, que ahì estña la posta.

Goliardo dijo...

Viendo lo escrino, noto que no hayreferencia de fechas. no importa, pongamosle 1560 mas o menos.

¿ Andrea, sos la andrea del msn?

Goliardo dijo...

Raúl. Claro que conozca la zoncera sobre falanjo-nazi-fascista. la formación militar de un estudiante en la decada del 10 y del 20, era normal, y más en el 30 tenía todos estos elementos nacionalistas. la filosofia es hija de su tiempo, ya lo decia Hegel, lo que yo digo esque Perón sale de todo eso entabla una relación con el movimiento obrero, y se casa con una mujer de verdad. en eso es antifascista Perón, cosa que el fascismo era más de clase media miedosa al comunismo.

Anónimo dijo...

Que "peron-eva" eran premeditadamente,impostores..., no hay duda ! Como lo podria probar, qualquier esudiante de psicologia! Lo que deberia haber ocurrido ya, es que los "argentinos-peronistas", despues de "tanto" tiempo, no podrian continuar a "esconderse" atraz de una filosofia politica tan..., vazia, sin perspectiva y tan fracasada !
Despues de mas de 70 años, en que siguieron a los lideres peronistas, de la mas disparatada tendencia, que no los llevó a ninguna parte; sino cada dia mas para atras..., que se concluye ?
Las nuevas generaciones de "peronistas", DEBERIAN haber "pensado" y evoluido !
Pero no !
Siguen siendo tan "zumbi", sin cerebro, sin "auto-pensamiento", sin capacidad de critica constructiva !
Será que "algunos" argentinos, tienen la misma "no-capacidad" de pensar con la propia cabeza ?
Será que algunos argentinos, se sienten mejor, "no pensando" ?
Se sienten mejor, siendo "zumbis-asumidos" ?
Exactamente igual, a los terroristas arabes, a los comunistas guerrilleros, a los ganster mafiosos... ? Ciegos, sordos y mudos ! Es impostura !

Leo Carballo dijo...

Gracias por el post, Goliardo, ya sé como le pongo a la próxima unidad básica! Un abrazo.

Goliardo dijo...

Leo, ahora me muero por saber el nombre: "Unidad Básica Martin Guerre", "los impostores", "la argentina impostora"?

Ezequiel Meler dijo...

Muy buen uso del caso, Goliardo. La estudiosa más importante del caso es Natalie Zemon Davies, que escribió el libro El regreso de Martin Guerre, en los años ochenta. Efectivamente, esa pregunta (vg: qué pensaba su mujer) es la pregunta que se hace.

Ahora, sin disentir, me permito agregar tres cosas. Primero, vos afirmás que "un impostor es un usurpador de derechos", pero en los casos que mencionás, en realidad parece darse al revés: se trata de quienes renuncian a sus privilegios en función de construir una comunidad de plenos derechos, la Nueva Argentina.

Pero, ingresando en la segunda cuestión, asumamos por un instante que representar a los trabajadores, a los humildes, a los necesitados, es atribución exclusiva de los "obreros". ¿De cuáles? No conozco ningún partido laborista / comunista / socialista / progresista conducido por obreros.

Lo que me lleva a una tercera cuestión. Supongamos por un instante que Perón era un impostor. ¿Quién sería el verdadero Martín Guerre de la clase obrera? ¿Por qué lógica de clase asumimos que un trabajador es el mejor representante de otro trabajador, un empresario de otro empresario, etc.? ¿Qué lógica, en verdad más corporativa que clasista, explica esto en el caso de los sectores populares latinoamericanos, que, como explicaba Nicolás Casullo, siempre han encontrado su identidad en y desde el Estado?

Si Perón era "alguien que ocupaba un lugar que por tradición le pertenecía a otro", ¿quién era ese otro? ¿Sería aceptado en su rol, de aparecer?

En la práctica, ningún partido obrero realmente existente, ni el POSR ni el PT, está compuesto sólo de obreros con una misma cultura de clase.

Un abrazo, perdón por el desorden, ayer hubo plenario hasta tarde y decidimos lanzar un partido obrero :P

Ezequiel

PD: Daaale, sacá el viejo blog y poné el nuevo, que el viejo no existe más y el nuevo ya lo conocés, daaaaaaaaale.

Un abrazo

Goliardo dijo...

La usurpación es histórica en el caso de Perón, y no representativa. Por eso no digo que Perón, siendo militar, ocupa el lugar que le pertenecería a un supuesto obrero-líder. la argentina ideada por los sarmientos, los rocas no contemplaba una vuelta al rosismo, eso se había terminado con la bayoneta y la pluma. Es diferente al caso Guerre porque nunca se hizo pasar por otro, Pero es similar que darle felicidad a su familia, a su pueblo. Todo esto es metafórico, obvio.

El caso de Eva Perón quizá sea el más esplendido. la impostura es total, y la historia no estaba escrita para ella, ni como mujer, ni como militante, ni como feminista. Esto lo explica mejor Feinmann es su artículos “Niñas rebeldes y putas azarosas”. Evita no solo estaba donde no debía (derecho en el sentido moral, ético, histórico), sino que hizo suya luchas políticas por la mujer y por los humildes. no tengo datos concretos, pero tengo entendido que muchas feministas de renombre se opusieron al voto femenino impulsado por la rama femenina del partido. Los ideólogos de la nación no pensaron la argentina para la barbarie, sino para la civilización. Esto es la gran zoncera de la historia, bien don Arturo que nos legó.

En el caso de Cristina y Néstor, solo hago alusión a que al igual que Martin Guerre, fue aceptado hasta que molestó.

Saludos y espero poder contemplar aunque sea una sola inquietud. Creo que es un tema para hablar largo y tendido, la astucia de la razón tiene sus interpretaciones.

estoy muy hegeliano últimamente.

Ezequiel Meler dijo...

Goliardo:

Pero sí aceptaron un Juan B. Justo, un Alfredo Palacios, un Ingenieros, el primer Lugones (La Montaña). ¿Se entiende?

Desde luego, no aceptaban un retorno al rosismo -no en vano los primeros tangos nos traen la nostalgia del retorno del restaurador en los sectores populares urbanos-.

Pero tampoco aceptaron un PC obrerista, o al anarquismo inmigrante.

Aceptaron, sin embargo, representaciones idílicas del trabajo, como es el caso del PS argentino. No en vano, de sus filas salieron tipos que luego se insertarían en la cúpula social (Repetto, Di Tomasso, Pinedo luego de la ruptura, etc.)

Un abrazo,
EM

Goliardo dijo...

Ezequiel, me olvide de pegar los primeros dos parrafos a los que le sigue el comentario. pgo todo aca asi se entiende que trato de explicar. no borro el otro asi se entiende:

uy, en que balurdo me metí al escribir sobre la impostura. Ezequiel Meler, el mejor teclado y el más lúcido analista político del campo bloguero ha comentado un artículo mío, voy a a tratar de corresponder la inquietud, aunque sea con unas líneas.

hay ambigüedad o descuido en el uso de las palabras. quiza use el termino “derechos” en un sentido amplio, sin percatarme de la definición concreta del concepto. Póngale que utilizo el sentido en el más amplio sentido hegeliano de la palabra. Derecho, viene a entronar la historia, su devenir, la moralidad, la eticidad, la organización, la política, etc.

La usurpación es histórica en el caso de Perón, y no representativa. Por eso no digo que Perón, siendo militar, ocupa el lugar que le pertenecería a un supuesto obrero-líder. la argentina ideada por los sarmientos, los rocas no contemplaba una vuelta al rosismo, eso se había terminado con la bayoneta y la pluma. Es diferente al caso Guerre porque nunca se hizo pasar por otro, Pero es similar que darle felicidad a su familia, a su pueblo. Todo esto es metafórico, obvio.

El caso de Eva Perón quizá sea el más esplendido. la impostura es total, y la historia no estaba escrita para ella, ni como mujer, ni como militante, ni como feminista. Esto lo explica mejor Feinmann es su artículos “Niñas rebeldes y putas azarosas”. Evita no solo estaba donde no debía (derecho en el sentido moral, ético, histórico), sino que hizo suya luchas políticas por la mujer y por los humildes. no tengo datos concretos, pero tengo entendido que muchas feministas de renombre se opusieron al voto femenino impulsado por la rama femenina del partido. Los ideólogos de la nación no pensaron la argentina para la barbarie, sino para la civilización. Esto es la gran zoncera de la historia, bien don Arturo que nos legó.

En el caso de Cristina y Néstor, solo hago alusión a que al igual que Martin Guerre, fue aceptado hasta que molestó.

Saludos y espero poder contemplar aunque sea una sola inquietud. Creo que es un tema para hablar largo y tendido, la astucia de la razón tiene sus interpretaciones.

estoy muy hegeliano últimamente.

Ezequiel Meler dijo...

Es cierto, a Eva, "hija natural", como se decía entonces, le espetan, en el velorio de su padre, "con qué derecho" se le ocurría aparecer. Ahí puedo entender la impostura.

En el caso de Perón, ciertamente, en 1943 se esperaban muchas cosas de él, ninguna de las cuales implicaba el peronismo -si bien se trata de un proceso más complejo, y no de la creación de un sujeto-.

Más que un impostor, Perón se acerca a la imagen de un traidor para muchos oficiales de clase alta, tanto en la Marina como en el Cuerpo de Caballería, refugios tradicionales de la oligarquía en las Fuerzas Armadas. Piénsese en un Menendez modelo 51.

En Néstor y en Cristina la metáfora es transparente, cristalina.

Como dicen más arriba, un texto para guardar.

Un abrazo,
EM

Andrés el Viejo dijo...

Notable, Goliardo, notable.
Saludos