jueves, 16 de abril de 2009

No hay dolor más atroz que ser feliz...


Él se sintió solo y fue el bar del hotel a tomar un trago. Ella, brasileña, bellísima como un amanecer en una montaña lluviosa, violenta belleza de alegría, se arrimó, notó la soledad del melancólico hombre y se amparó para ofrecer su presencia. Una bella mujer es una agraciada salvación. El muchacho que era poeta le improvisó unas palabras al oído; ella sonrió. Subieron a la habitación. Se besaron, se soñaron, se quisieron infinitamente por un instante. La muchacha agarró sus cosas y le dijo al muchacho: -¡Yo lo hago por dinero! El joven no entendió, o no quiso entender. Agarró unos billetes y se los dio en la mano. Ella lo besó en la frente y se fue. El muchacho que era poeta y cantor, escribió en memoria de la mujer, una canción llamada Stefanie.



7 comentarios:

Luis Ch dijo...

Una maravilla el post y el artículo. ¡Qué grande el Alfredo!!

patricio dijo...

que tema mas hermoso.........
cuanta infancia tengo puesta en esa canción.

un abrazo cristian.

Anónimo dijo...

Años escuchando el tema, enamorada de la voz y la cadencia de Zitarrosa, y ahora conociendo la historia tiene mucha mas profundidad, gracias. Marcela

Goliardo dijo...

que bella canción. cuanta inspiración. me imagno la belleza de la mujer que inspiro al poeta a escribir esto:

"Stefanie,
yo tampoco te quiero,
mas tu amor por el dinero
ha olvidado al obrero y al señor."

Al "Obrero y al Señor". ¡que capo...!

Marcela de Bernal dijo...

"Esta canción que pregunta por tí,que no ha dormido,es puro olvido Stefanie"
Me mata....
Snif,snif!

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

como me gusta stefani, "te veo salir, correr por el pasillo del hotel, la vida es cruel, stefani"

por favor por favor!!

me mata zitarrosa

un groso cristian!!!!

Aliro Ramos dijo...

Alfredo es un cantante que recien en este año estoy empezando a escuchar...y gracias a este post a apreciar. Gracias.