lunes, 17 de noviembre de 2008

El militante


Día del militante

El pequeño Cristian era un chico como cualquier otro. Hijo de mamá obrera (Norma) y papá obrero (Raúl), los dos metalúrgicos, y último hijo, hermano de Gaby y Marcos. Inclusive el pequeño Cristian nació en la Unión Obrera Metalúrgica de San Martín en el año 1978. Justo en ese tiempo, el padre de Cristian era delegado sindical, cosa muy jodida por aquellos tiempos. El joven Cristian posteriormente quiso ser jugador de fútbol, jugó en un club de barrio, así como también pudo jugar en chacarita, aunque debido a que no quería entrenar, prefirió no jugar más. Su hermano mayor, Marcos llegará a jugar en la primera de chaca, para alegría de papá Raúl, que tanto le gustaba el fútbol. Infancia llena de inventos, amigos y bandita. Posteriormente debió superar algunos problemas, terminó el secundario en una nocturna, y entró a la universidad a estudiar filosofía. Quería ser como Voltaire, aunque su sentimentalismo lo llevará a tener un estilo rousseauniano. Cristian hoy es grande, sigue tirando, tuvo la suerte de nacer en una familia humilde, y peronista. Cristian hoy se hace llamar Goliardo en honor a “Carmina Burana”, tiene un blog y se considera un militante popular.

10 comentarios:

El Compañero Artemio López dijo...

que bueno el post ...y ese carné de la UOM con tu foto !!
salu2!

manolo dijo...

Clap, clap, clap,clap.
Un Abrazo.

Charlie Boyle dijo...

Un petit Onfray

guille dijo...

Feliz dia en su dia militante.

MOO dijo...

Muy bueno Cristian, felicitaciones.
pd: el post anterior es fantástico, ni una letra de más. bárbaro

Goliardo dijo...

Gracias amigos, Artemio un saludo.

walter besuzzo dijo...

hace bien en considerarse como lo hace

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

buenisimo post!!!!

Juan Pablo Peralta dijo...

Divino el posteo y bárbaro el blog en general. Una Gran Abrazo de Juan Pablo Peralta. www.portaldelperiodista.blogspot.com

Leo Carballo dijo...

Yo tenía uno igual pero de la UOM Vicente López, y podías ir a que te curaran los médicos, a pasear a Namuncurá en el camino de cintura, a Rutasol, a Puerta de Hierro, en San Miguel, y el día de lniño en el Ital Park, que no era la revolución, pero te acían la vida más linda. Gracias por recordármelo.