martes, 16 de diciembre de 2008

Versos de un payador a la señora Eva Perón


Con aire de payador
entro a su casa, Señora,
con la guitarra canora
templada por el fervor.
Cada clavija, una flor,
y cada cuerda cantora,
una pulsación sonora
que resalta con amor
para vibrar en su honor,
mi dignísima Señora.

No se acostumbra actualmente
este estilo de canción,
se fué con la tradición
del payador elocuente.
Pero siento, de repente,
que en esta noble ocasión
debo hacer una excepción
para cantar gentilmente
mis décimas oferentes
que dedico a Eva Perón.

Más debo, con su licencia,
o más bien con su perdón,
reanudar la improvisación
y borrar mi inexperiencia.
Cegado por la impaciencia
cometí la incorrección
de hacer la salutación
olvidando, en mi imprudencia,
de festejar en su ausencia
al General Juan Perón.

Él es el verbo mayor
y usted la mayor templanza.
Él es la punta de lanza
y usted la punta de amor.
Él es un grito de honor
que hasta el deber nos alcanza,
y usted la mano que amansa
cuando castiga el dolor.
Él es el gran sembrador
y usted la gran esperanza.

Él es el gran constructor
de la patria liberada
y usted, la descamisada
que se juega con valor.
Los dos uncidos de amor
son vanguardia en la cruzada,
las masas, emocionadas
al brillo de este fervor,
han jurado con honor
morir en esta patriada.

En estilo payador canté
en su casa, Señora,
con la guitarra sonora
templada para su honor.
Perdóneme si al favor
de su mano acogedora,
mi pobre musa cantora
no supo cantar mejor
al restallar con amor
en esta casa, Señora.-



Homero Manzi 1949

2 comentarios:

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

muy buenos los versos, Cristian!

saludos

Mauri K dijo...

Muy bueno Goliardo, como siempre cada vez q te inspiras

che...¿sabes q son esos enlaces q tenes abajo?
¿no sera un virus?
yo los tengo desde hace 2 dias en los ultimos post.