jueves, 21 de enero de 2010

La victoria boba


Da mucha pena ver gente ocupada en cosas chiquitas. No a chiquitos, porque chiquitos, y sumando chiquitos se hacen las cosas grandes. Chiquito de tilín. A ese tipo de chiquito me refiero, al chiquito de tilingo. Hoy vi a Victoria Donda y su chiquito argumento opositor. El mito del kirchnerismo revolucionario, que, junto al comandante Scioli, y a la compañera Camaño –al frente del foco guerrillero en San Martín, junto al escritor, Luís Barrionuevo- estaban dispuestos a dar vuelta la Patria y producir la revolución que estaba a la vuelta de la esquina. Felipe Solá ya había organizado la reforma agraria, y el partido trosko-justicialista estaba dispuesto a multiplicar la acción revolucionaria en todo el conurbano. Vestidos acordes a la situación, y con cantimplora, libros de Marx, y la praxis libertadora, el nuevo movimiento político estaba dispuesto a transformar la patria a todo trapo. Fue así que decidieron presentarse a elecciones. El príncipe-moderno gramsciano ganó las elecciones, pero… como algunos no eran revolucionarios, los libres del sur –siempre traicionando y poniéndose con los antipatria foráneos-, se apartaron y ahora dicen que no se proyectó dicha revolución. Solá, Scioli, Cobos, Camaño (todos opositores, -menos Sioli) no fueron revolucionarios, por eso, ya no acompañan el gobierno. En cambio, los aliados de la Rural, si son revolucionarios.

La vida cotidiana se ha comido la historia. Como sostenía la gran Agnes Heller. La cristalización de la vida cotidiana lleva a no entender el proceso histórico, el momento politico, la historia. Dentro de la vida cotidiana se tienen triunfos, se vive en competencia, pero el triunfo es un ladrillo más en la estructuración de la solidificación de la vida social. Esa es la victoria boba.

En la búsqueda de una nueva Ripoll -allá vamos-, ¡¡¡qué joder!!!

9 comentarios:

Emy dijo...

jaja la vi! bueno, tampoco se espera otra cosa, lo cierto es que resulta muy dificil discutir o hablar con gente que, de momento, parece que vive en otro mundo.
Ahora lo loco es como terminan acordando, por ejemplo, el mundo de Legrand donde la gente teme hablar mal del gobierno y el de estos personajes con cuestiones semejantes.
De todos modos, para ser Donda, se plantó bien creo.

Beso!

Goliardo dijo...

Comandanta Emilia. Yo acá en el conurbano, en San Martín ya tenía organizado un foquito guerrillero. Junto a los negros –seguidores de Fanon-, de la hinchada funebrera ya teníamos las tácticas para la toma del poder. Nuestra lideresa, Graciela Camaño, ya tenía todo organizado. Lástima que salió todo mal. Será cuestión de crear las condiciones y esperar otra ocasión.

Nos vemos en la próxima revolución. Saludos (con el puño en alto)

OMAR MENDOZA dijo...

Che cumpa muy buena analogía con la Revolución Rusa, más en estos días que se cumple el aniversario del fallecimiento de Lenín. Pero fijate que cuando uno se bautiza con un nombre ese nombre te marca tu propia historia..."LIBRES DEL SUR" si así se llamaron los abuelos de la Rural que se enfrentarón al Brigadier. Menos mal que nosotros somos los Quichuas que peleamos con la Azurduy. Te dejo un abrazo, y llama así repasamos un poco.

Andrés dijo...

la banco a donda... tiene razón.
Lo de goliardo es una exageración

Andrés dijo...

la banco a donda.

lo de goliardo es pura exageración , donda nunca habló de hacer la revolución. está en todo su derecho de disentir con algunas cuestiones.

Goliardo flojo... pensé que esos desvaríos solo los cometía carrio.

Claudia congreso dijo...

Es verdad se puede disentir pero cuando se hizo lo mismo (creo que en el 2003) con NK esta Donda no planteò esto. La ví ayer y a Barone se le pasó plantearle esto. Porque ahora no y antes sí estuvo de acuerdo?

Daniel Mancuso dijo...

El problema de la Donda es que tiene los dientes torcidos, entonces trata de no abrir la boca y que se note, sus neuronas tienen doble trabajo, pensar lo que va a decir y no mostrar las caries, ahí se traba y se pone gorila, y Barone se aproveha de su defecto. Pobre Vicky.

CASPA DE MALDITOS dijo...

Perdonen mi cinismo, pero yo siempre lo vi como una cuestión electoral y nada más. Desde 2008 ya no garpa ser K, y las Liebres del Sur abandonaron el barco porque para mantener la masa de militantes universitarios es iportante sostener ese perfil medio outsider-loser-denunciador. Mejor seria que hablemos de la politica desastrosa que hicieron las Liebres en el Ministerio de Desarrollo, de Humberto Too-Minimum para abajo.

Leila dijo...

absolutamente de acuerdo Goliardo! Estos Libres de tan libres se vuelven liberales.