jueves, 2 de octubre de 2008

¿Homero o Hesíodo?


Volvieron los gringos al paro y la verdad, mucho mejor. Si, es hora de recomponer la imagen presidencial, y este paro en este momento es especial, la crisis internacional, la caída de mercados internacionales, bancos y seguros. Ya no se ve a los “profetas del odio” pronosticando crisis económica, dólar por las nubes y otras profecías similares, a la que nos tenían acostumbrado nuestros economistas. También el lobby económico sobre el pago a acreedores externos, los bonistas; también aflojó un poco la histeria de medio pelo. Por eso, es justo este momento, si hasta parece que Dios es peronista; justo se cae el mundo cuando más necesitamos reafirmarnos en una política soberana y latinoamericanista. También llovió, y por más que los ruralistas le echen la culpa a Cristina por la falta de lluvia, esta llovizna sirvió como bendición para los pueblos del Norte. Si los pueblos del norte, esos que el voto de Cobos les arruinó el subsidio al flete, también la postura política de Buzzi –destructiva- les arruinaron todos los beneficios que había conseguido con la 125. Otra cuestión importante, es la clase media cansada de tanto embrollo. La pelea del gobierno con el campo fue determinante para su postura política, en el cual mostró todo su odio y resentimiento hacia las clase más humildes, se escucharon otra vez esas tesis gorilas por la cual los simpatizantes del peronismo van a la plaza acarreados por los punteros políticos del conurbano. También un alto grado de misoginia y autoritarismo. Pero esta clase media que tanto jugó para “los gringos de la chacra” en el conflicto, en esta oportunidad es distinto. Seguramente la clase media compró el discurso de clarín durante el conflicto: “Le están metiendo la mano en el bolsillo”, y los chacareros eran los héroes que descendían del llano a embarrarse en la ciudad, llegaban con las boleadoras, el poncho y las botas de cuero de cabra. Era perfecto, si hasta Leopoldo Lugones se hubiese inspirado tanto como Magneto, pero bueno, esto compró la clase media y fue obvio. Pero en este momento el clima político es distinto, el odio de la clase media no cesó, pero la crisis internacional, la incertidumbre política es temerosa, y da la sensación que calló pésima la noticia del paro. Por eso es hora de agrupar tropa en la defensa, cambiar el discurso combativo por el contructivo, cambio de imagen en las formas. Bajar el tono que tanto odio despierta en Nelson castro. En definitiva cambiar a Homero por Hesiodo.

Poesía de la guerra


William-Adolphe Bouguereau (1825-1905) - Homer and his Guide (1874)



“Homero describe una sociedad basada en el caudillaje; se trata de una sociedad guerrera en la que cada región tenía una autoridad suprema que habitualmente es hereditaria. Cada caudillo tenía un séquito personal formado por personas que guardaban un alto grado de lealtad. Disfrutaban de una serie de privilegios: las mejores partes en la distribución de botines y la propiedad de un dominio.”

Poesía del trabajo
Hesíodo y la Musa,Gustave Moreau,Musée d'Orsay,París

Los trabajos y los días: Hesíodo

“El poema gira en torno a dos verdades generales: el trabajo es el destino universal del hombre, pero sólo quien esté dispuesto a trabajar podrá con él. Los estudiosos han interpretado esta obra en el contexto de una crisis agraria en el continente griego, que inspiró una ola de colonizaciones en busca de nuevas tierras. ”

Certamen

Cuenta el mito, que Hesíodo y Homero se enfrentaron en un certamen de poesía, -traducido al criollo, un contrapunto o payada con fundamentos, -en la cual se disputaban cuestiones éticas, políticas y poéticas. La disputa comenzó con bellas palabras de Homero, hablando de las virtudes de los guerreros, y su ética heroica, y Hesiodo preguntaba sobre cuestiones éticas sobre el buen vivir. Cuenta el mito, que el pueblo quería premiar a Homero, pero el Rey Panedes les mandó a que recitaran un Último verso.

Hesiodo:

“Al surgir las pléyades descendientes del Atlas, empieza la siega; y la labranza cuando se oculten. Desde ese momento están escondidas durante cuarenta noches y cuarenta días y de nuevo al completarse el año empiezan a aparecer cuando se afila la hoz.
Esta es la ley de los campos para quienes viven cerca del mar y para quienes en frondosos valles, lejos del ondulado ponto habitan ricos lugares. Siembra desnudo, ara desnudo y siega desnudo cuando a cada cosa le llegue su momento”

Respuesta de Homero:

“Entonces se colocaron en torno a los Amantes poderosas falanges a las que ni siquiera Ares hubiera despreciado, de haber tomado parte, ni tampoco Atenea incitadora de ejércitos. En efecto, los tenidos por mejores aguardaban a los troyanos y al divino Héctor apretando lanza con lanza y escudo con sólido escudo. El escudo se oponía al escudo, el casco al casco y al hombre el hombre; tocaban los cascos de crines de caballo con los brillantes crestones al inclinar sus cabezas. ¡Tan apiñados cargaron unos contra otros!”

La payada la ganó Hesiodo por que hablaba del trabajo, y las virtudes éticas del vivir del trabajo, mientras que Homero fue considerado un incitador a la violencia.


....................................................



Hesiodo, Obras y Fragmentos. Gredos, Certamen.

2 comentarios:

Mauri dijo...

Buenisima la bajada de linea.Ahora...la vez pasada ?confrontamos? ¿o siempre dialogamos?
Saludos.

Goliardo dijo...

"La politica es la guerra continuada por otros medios"

en politica siempre se confronta, yo hablo de las formas, el tono del discurso, el contenido retórico. Cristina es más brava que Nestor, y encima tiene un dircurso infernal, fantastico, comparado con Demóstenes o Cicerón (¿no sera mucho lo mio?), pero hablo de cambiar la táctica, dejar el 3-5-3 de Bielsa para jugar con un 4-3-1-2 o 4-4-2 brasilero.

Yo tambien estoy enamorado de Cristina, como José Pablo Feinmann.