martes, 5 de agosto de 2008

¡Cristina no erró un carajo!


En una nota un periodista de “medio pelo” dice que Cristina confunde “medio pelo” jauretcheano con “clase media”. En la última conferencia –sirvió mucho Cristina, algunos periodistas tuvieron que agarrar algunos clásicos argentinos- un periodista le pregunta a Cristina:


PERIODISTA.- Buenas tardes. Usted en varios tramos de este proceso de crisis con el campo se refirió a la conducta, a la actitud de ciertos sectores de las clases medias urbanas que no acompañaban el proyecto del gobierno y que de algún modo se ponían del lado del campo. ¿Cuál es su reflexión política a partir de eso? ¿Qué enigma está teniendo esta clase media como que no acompaña a políticas estatales que son para favorecerla y que pareciera no comprenderlas? ¿Qué valoración política hace de eso, sin entrar en categorías sociológicas o antropológicas?

PRESIDENTA.- No puedo escapar al análisis…Antes que yo y casi magistralmente analizó el comportamiento de los sectores medios argentinos ese gran intelectual argentino que se llamó Arturo Jauretche en ese formidable libro, uno de mis preferidos de análisis sociológico, “El medio pelo en la sociedad argentina”. Yo creo que generalizar es malo…


El periodista afirma que “Cristina erró con Jauretche: el "medio pelo" no es la clase media”, y a continuación cita casi medievalmente a don Arturo Jauretche:


“en la página 19 del libro citado por la Presidenta, al final de su "Advertencia Preliminar", donde dice que el medio pelo "por razones obvias no se da en la alta clase porteña, que es el objeto de la imitación; tampoco en los trabajadores ni en el grueso de la clase media. El equívoco se produce en el ambiguo perfil de una burguesía en ascenso y en sectores ya desclasados de la alta sociedad" y agrega: “ en la página 280. "El medio pelo procede de dos vertientes. Los primos pobres de la alta clase y los enriquecidos recientes.”


Asi se citaba en el medioevo, cuando se quería defender una querella; “en Ciudad de Dios, de San Agustín, libro xi, Capitulio iii, pagina 3002 dice –Dios es Amor-“ y otro contestaba con el mismo epíteto. En esta oportunidad me suena a algo medieval. Citar textual sin interpretar suena a trampa y Zoncera. Yo no leo en las citas de Jauretche algo que contradiga con lo que dice Cristina. es más:


-¡Cristina no erró un carajo!


Jauretche analiza la constitución social, política y cultural de la burguesía y la clase media. Juretche analiza los “sectores intermedios” en el Capítulo VI ( PAG. 149 Y 207). Cristina nunca dijo que “la clase media” es el “medio pelo”, solo dijo que el comportamiento de los sectores medios, Jaureche lo analizó en “El medio pelo en la sociedad Argentina”.


¡Bata de zonceras!

11 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Jauretche es divertido, sobre todo en su manual de sonceras, pero no es Moisés bajando del Monte Sinaí con las Tablas de la Ley. Es un provinciano pensador sudamericano de la primer mitad del siglo XX, un producto muy de su tiempo. Hay un agotamiento intelectual en nuestros gobernantes, que recitan a un escritor que ya era viejo cuando ellos lo leyeron a sus veinte años. Ahora pasan los cincuenta y siguen con las mismas citas. A eso se le puede llamar ser coherente, lo se, pero también se le puede decir no haber estudiado nada en treinta años (mientras tanto, el mundo es otro)Entre otras cosas, las clases medias de un país emergente quieren parecerse a la clase media del Primer Mundo, en un mundo global dominado por la TV, los jeans, la Internet, la electrónica y el rock and roll. Quieren ser Homero Simpson o las chicas de Sex and the City y no unos ricos locales con estancia a los que ni miran, ni conocen ni les importa qué opinan. Tinelli es mucho más importante para ellos que los Alzaga Unzué, de los que la mayoría ni oyó nombrar. El mediopelismo, en ese sentido práctico y concreto - que era el único que tenía - está totalmente agotado.

Ulschmidt dijo...

Si Ud. fuera a Chile, si revisara la sección de sociales del diario El Mercurio, notará que algún mediopelismo sigue vigente allí. Pero acá ningún oficinista del centro se muere por saber si una Alvear se casa con un Menendez Behety, por caso - eso sí pasaba cuando Jauretche escribió lo que escribió.

Ulschmidt dijo...

.. y entonces, cuando Cristina ante la pregunta que alude a la clase media urbana se sale con Jauretche - que nadie salvo Ud. y yo y Feinmman y doce peronistas intelectualosos que leen su blog han leído ya - no tiene el valor de decirles "son unos tilingos" - por eso cita a Jauretche - ni tiene la prudencia de no insultarlos - porque los insulta - y en realidad lanza un mensaje en código para-los-que-pueden-entender-qué-quizo-decir, muy de intelectualín iluminadita setentista (disculpe la irreverencia, pero yo los conozco desde ese entonces y me dan bostezo hace rato) como convencida de que esos cinco libros que leyeron los pusieron más allá de los comunes mortales. Creame: no es ninguna joya del intelecto la Mandataria. Comparada con De La Rua será una luz, pero...

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

totalmente de acuerdo: solo cito el texto.
Parrafo aparte: Jauretche no es un "proviciano", es un Intelectual que no pasa por la academia elitista universitaria. no estoy muy de acuerdo con su concepto, ulschmidt, que era viejo tambien se puede repensar. la mayoría de la izquierda sigue utilizando las categorias marxista como si fuesen de ayer. y coincido con que las clases medias se quieren parecer a las clases medias del primer mundo, el problema es no entender que vivimos en un pais casi pre-capitalista: por ejemplo, a 200km de bs as no hay internet, a 15km de congreso, por donde vivo, hay una sola compania de cable, fuera de los centros urbanos no hay agua corriente, cloacas, gas, telefono, TV, internet, rutas y calles asfaltadas, medios de transporte, etc. Me parece que el mediopelo quiere vivir en el primer mundo, con una economia del S XIX, donde el "campo" es el motor de la patria.

Anónimo dijo...

Gonzalo,

Los motores de Australia son la agricultura y la mineria.

Por otro lado el campo de hoy dista mucho de ser lo mismo que el campo del siglo xix.

Ulschmidt dijo...

Sueiro, la falta de infraestructura está, pero en esencia ese antiguo furor por identificarse con los ricos locales no fue el motor de la adhesión al paro rural. La clase media urbana se había divorciado de los Kirchner antes, las elecciones de Octubre y la de Macri lo demostraron. Mas bien les vino como anillo al dedo para hacer algo que ya querían ser. Trátase de un grupo social que se siente fuerte y ya hizo mucho por tirar a un Presidente en 2001 - de hecho, tiraron al que ellos mismo habían elegido.
Fernández no puede ignorar eso y por ello sugerirles "mediopelismo" es gratuíto. Mojarles la oreja nomás.

goliardo-argentino dijo...

Es verdad, Cristina no ganó en capital, ni en Rosario, ni en Córdoba. Un caso interesante es San Martín donde vivo yo. Acá hay un intendente que era radical, se paso al ari, y ahora es de la concertación. En la primera elección cuando era radical, la gente cortó boleta y gano el peronismo a nivel nacional, e Ivoskus ganó la intendencia. Despues se fuen con el ARI, y gano a nivel nacional el peronismo, y acá ganó el ari (junto a lilita". en la ultima elección ganó Ivoskus la intendencia, y ganó cristina (sin cortar boleta) con la misma cantidad de votos. y te digo que el aparato del justicialismo aca está dividido entre barrionuevos y otros chantas.

Laura dijo...

Me parece que con Jaureche, hay una especie de abuso. Se disparan ciertas frases suyas como verdades reveladas sacadas de contexto, y lugares comunes irreprochables que producen un sentido de pertenencia en algunos sectores sociales/políticos.
En esta nota, http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/104798-32967-2008-05-25.html
Mario Wainfeld escribe: "El cronista está seguro de algo: si el tipo viviera no citaría, sin más, textos escritos hace 30 años o medio siglo. Hundiría sus ojos de gato en la realidad actual, en la nueva configuración de la clase trabajadora (con su carga de desocupados y mujeres jefas de hogar), en la nueva religiosidad de los sectores populares, en la liberación de sus costumbres sexuales, en los códigos de comunicación de los jóvenes, en la alteración de los términos del intercambio, en los medios de difusión masiva que siempre atrajeron su crítica y su participación. En las marcas indelebles (y, cuando menos, en parte inéditas) que dejaron la dictadura genocida, la traición neoliberal del peronismo, la baja en la afiliación sindical, tantas novedades que trazan otro mapa. Ponerlo patas arriba sirve si se hacen ese inventario y muchos más"

Jaureche era un observador irónico de su tiempo, y ya le hubiese puesto un mote ingeniosos a Cobos, por ejemplo, tal vez un insulto, pero muy simpático. Si bien, como dice don U, Jaureche no insultaba, también ésto correspondía al discurso de hace más de 30 años. Hoy, sus Zonzeras, tal vez se llamarían "Boludeces argentinas"

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

anonimo, el motor de Brasil, ahorrando un par de millas, no es el campo.

ulschmidt, coincido en que no fue por adhesión a la oligarquía terrateniente de la década del 50', pero sostienen la impronta tilinga.

laura, justamente eso es lo que digo, en esa nota del 25 de mayo, Wainfeld pone el acento sobre la cuestion de repensar, o pensar con la estructura de la visión de jauretche, no para repetir sus palabras, sino para observar un nuevo sujeto social, sin repetir las trilladas recetas de la izquierda retrograda que habla de campesinos en el Siglo XXI, y no porque esten pensando en la cultura agraria del NOA.

Ca dijo...

Que sigamos "discutiendo" sobre Jauretche solo habla de su vigencia y al darse esta en un periodo de tiempo de medio siglo, su genialidad.Igual hay otros q siguen conbtribuyendo a la riqueza del pensamiento nacionalista, popular y revolucionario.Es parte de su dinamismo.

Caribe dijo...

perdon,Ca soy yo, Caribe