miércoles, 4 de marzo de 2009

Busco un papel



Eras la felicidad de mi pluma,
el alivio de un trazo enarbolado,
que con insignificante astucia
buscaba rumbo de enamorado.

Eran libres letras, las más justas
Se acostaban en colchón raso,
y soñaban asomar en escritura
en prosa de poeta enamorado.

Con tristeza te dejé a oscuras
y te rosé con recelo en vano,
te soñé mientras en tierna espuma
me ayudaste una noche de verano

Desperté y busqué tu quejumbra
y noté la ausencia de quebranto,
eran las tientas de noche y luna
que en tristes prosas descansaron.

Ya no está tu nobleza y blancura
ya no alumbra tu ausencia el llano,
solo la oscuridad de la espesura
de un defectuoso aparato.

Te recuerdan mis lejanas musas,
junto a mis incompetentes manos,
que buscan un papel de piel ternura
y encuentran un sombrío teclado.



Goliardo

4 comentarios:

DEPORTIVO ARMANDO dijo...

Hay una nueva faceta!!! la de poeta romantico ja! bueno es cuestion de sentarse ponerle musica y ver que sale una balada!!

Aliro Ramos dijo...

Increible poeta!...he leído otros tuyos, pero este es el mas. Felicitaciones!!!

Aliro Ramos dijo...

Increible poeta!...he leído otros tuyos, pero este es el mas. Felicitaciones!!!

Goliardo dijo...

Gracias Aliro, pense en escribir este poema en recuerdo a las primeras letras que intentaba escribir en un papel. Uno trataba de no gastar demasiado espacio, en cambio hoy se borra con un simple dedo. Como decía Nietzscho. ¿cómo hemos podido borrar el horizonte?

saludos