domingo, 6 de junio de 2010

Carta a los periodistas que cubren el Mundial en Sudáfrica



Carta a los periodistas que cubren el Mundial en Sudáfrica

Señores periodistas, me tienen podrido. Señores periodistas, me tienen re podrido. Nos los banco, me cansaron, me pudrieron, me tienen las bolas llenas.

Me revienta ver jóvenes periodistas bendecidos por la suerte, la historia, y el mérito pertenecer a una selecta casta de prodigiosos humanos que están en una ciudad, un país lleno de historia. ¡Mirá si hay previas para charlar en un país, una nación, que hace 20 años regía un estado racista! Hay cosas para contar. Hay historia, hay vida.

África es la madre de todas las naciones. África fue la negra esclava en un mundo blanco y señoril. Investiguen, no se quejen si Mardona da una nota o no. Disfruten por nosotros y no molesten más a los jugadores argentinos.

Recién se quejaron en vivo y en directo porque en la conferencia de prensa, no había figuras de la talla de Verón o Messi. Respeten a los jugadores, nos representan, tienen a sus familiares viéndolos ansiosos desde la televisión, y tienen que bancarse a un periodista que se queja porque el jugador propuesto no tiene la talla necesaria para un “en vivo”. ¿Se imaginan ustedes, jóvenes periodistas, que van a preguntarle a un jugador y éste contesta: “No, mándeme a un periodista más importante, mas conocido, a un Víctor Hugo, a un Macaya Márquez? ¿Qué pensarían ustedes de una respuesta así? ¿Sería una falta de respeto, no? Bueno, así se manejan ustedes. Con esa irreverencia.

La primera semana rompieron las pelotas con que la selección “no daba la cara”, y cuando se decidieron a dar una conferencia de prensa, alguno que otro manifestó: “La selección rompe el silencio”. ¿Qué son delincuentes los jugadores que tienen que dar la cara por un motivo? No hay que romper ningún silencio, porque no hay silencio, sino entrenamiento, concentración, asimilación de clima etc.

Otro motivo de disgusto de esta misiva intempestiva, es el trato sobre la cuestión: “sexo y el deporte”. Nunca vi una cobertura tan infantil sobre una problemática común, conocida en el deporte: la cuestión sexual en relación al rendimiento de los jugadores dentro de una cancha. Se mezcló brutalmente: sexualidad en el deporte con intimidad del deportista. Una falta total de códigos. Un cambalache sin igual.

Son tipos con suerte. Están en un suceso mundial de alcance internacional, cubriendo a una selección (nuestra selección, vuestra también) llena de estrellas y con un técnico que es una estrella mundial. Más conocido que el genera Perón o San Martín, y sin embargo, las notas periodistas son de un chiquitaje pueril, pocas veces visto en la televisión mundial. Tenemos que bancarnos desde nuestra ansiosa patria a periodistas, que convierten una nota en el mangazo de alguna camiseta; o un periodista basureando a ciudadanos sudafricanos con esa soberbia que tan bien nos hace quedar ante el mundo. Eso no hace quedar para la mierda, no los típicos comentarios de Maradona.

Avergüéncense, dan lástima.

Están en el lugar del mundo y en el momento exacto en un lugar donde el 99 % del mundo quisiera estar. Son unos privilegiados, inclusive pueden ser testigos de una historia afortunada, y lo único que hacen es molestar, quejarse y desinformar.

Señores periodistas, no molesten más a los jugadores, respeten, hay una nación pendiente.

Estén a la altura de los acontecimientos.


Cristian Adalberto Sayes (Goliardo)

12 comentarios:

Roca genocida dijo...

Muy bueno amigo, lo felicito.
Si me da permiso lo posteo en mi blog.

Ricardo dijo...

Firmo al pie.

En algún momento tienen que dejar de sangrar por la pérdida del monopolio del Fútbol...

Saludos.

mujerdeole dijo...

Chapeau Goliardo.
Este post me repreenta pro siento que nos representa a muchos. Lo que está pasando con la cobertura del mundial es una verdadera vergüenza.
Creo que le voy a robar esta carta, siempre con la correspondiente cita por supuesto, para compartirla con los seguidores de mi Blog.

Un abrazo

Goliardo dijo...

Si cumpa, el contenido de este blog esta socializado desde el primer día.

gracias copañeros

Pablo Libre dijo...

Ser hincha de Boca fanático me dá un recelo contra este tipo de eventos. Los Mundiales son, para mí, un parate entre dos torneos de mi equipo. Esto quiere decir que todo aquello que tiene que ver con la Selección Argentina lo vivo como si Estudiantes llegase a la final de una Copa, con ganas de que tenga éxito, pero con cierta indiferencia.

En épocas de Mundial es cuando se desnuda la verdadera esencia de muchos periodistas, cuando nos damos cuenta quien se llevó bien con el patrón durante los últimos 4 años, quien chupó más trasero, etc.

Si uno piensa que tipos totalmente anodinos como Diego Díaz hace cuatro años laburaba haciendo presencia en boliches y hoy es opinólogo, si uno piensa en ¡Palacios!, cae en razón de que lo mejor es bajar el volúmen y mirar los partidos con criterio propio.

Excelente nota, un abrazo.

Anónimo dijo...

Días atrás el pelotudo de Tití Fernandez entrevistaba a Demichelis y te aseguro que daban ganas de romper el televisor a patadas: cuánto lugar común, cuánta obviedad, cuanta imbecilidad extractada...!
No se puede ser tan boludo, tan imbécil y tener veleidades de suficiencia. A este no le da el piné.
Son una verguenza!

Tomás dijo...

gran post, saludos.

Anónimo dijo...

Suscribo totalmente. Y agregaría, si me premitís, que no es de ahora esto, hace mucho tiempo que son asi de berretas...


El Gato Negro

Emi dijo...

¡Tanto tiempo!
Mirá, personalmente, aunque “entiendo” la molestia no la comparto; el futbol no me mantiene demasiado pendiente y de intentarlo alguna vez esta gente a la cual atendés te quitan las ganas. Pero si me quedaría con esto de “el mérito pertenecer a una selecta casta de prodigiosos humanos que están en una ciudad, un país lleno de historia. ¡Mirá si hay previas para charlar en un país, una nación, que hace 20 años regía un estado racista! Hay cosas para contar. Hay historia, hay vida” eso es realmente grotesco, cada vez que he visto –se les escape- algún pensamiento sobre la tierra que están pisando lo hacen, en principio, entendiendo a África como totalidad, creyendo que con pisar una parcela pueden desintegrar una historia y desde allí –en segundo lugar- abrazando los análisis del sentido común más estúpidos y prejuiciosos que puedan existir (Tal como que todo el continente es, nada más, ni nada menos, que un conglomerado de negros con SIDA y bailes tribales) cosa que una lo entendería en una vecina, en un almacén, pero estos imbéciles están ahí, ante tanta cosa, para comerse un asado y reírse de la gente.

Te recomiendo, les recomiendo, escuchen a Adichie es nigeriana, pero la conceptualización del “Aquello comprendido” se repite desde nuestros mundos a todo África.

http://www.ted.com/talks/lang/spa/chimamanda_adichie_the_danger_of_a_single_story.html

Cris dijo...

Excelente entrada, totalmente de acuerdo, lo mínimo que tendrían que hacer es informarse, preparar cada salida al aire con responsabilidad y estar a la altura de un evento que tienen el privilegio de cubrir. Saludos.

Puentes Libres dijo...

Adhiero 100% al post, ¿dónde se van a tener que esconder algunos si Argentina sale campeón?

Anónimo dijo...

Comparto la sensación respecto a que efectivamente estos periodistas hinchan los huevos, pero reclamarles que "estén a la altura de los acontecimientos" me parece demasiado, basicamente por que tal acontecimiento es algo menor como un mundial de futbol, que podrá ser más o menos importante según cada uno, pero que no reviste ninguna graveda como para ser tratado con muchos miramentos.

Así como a los jugadores no habría que exigirles que den una conferenca de prensa si no tienen ganas de hacerlo, tampoco se les puede exigir a estos payasos que nos denuna clase de historia sobre Africa, más aún teniendo enc uenta sus evidentes limitaciones. Vivir y dejar vivir. Abrazo.