viernes, 4 de septiembre de 2009

Hombres necios

Hombres necios que no miran cuando miran, que no sienten cuando sienten, que no aman a cuando aman, que no mienten cuando mienten, que no hablan cuando hablan. Hombres necios como Montaigne que hablando de la Amistad decía que las mujeres no podían soportar semejante tensión parecida a un nudo entre sogas. La mujer frágil no conoce la amistad -decía éste gran pensador, pero preso de la historia-, porque no puede soportar la presión. Hombre necio Montaigne.

Hombre necio Schopennahuer que decía que el simple aspecto de la mujer revelaba la incapacidad de la inteligencia y de los grandes trabajos materiales. Condenada al dolor por el parto, la mujer estaba destinada a sufrir los dolores de la vida. Hombre necio Schopenhauer.

Cristina y Hebe, dos mujeres enfrentadas en la cercanía, cercanía cercana al la unidad, al mismo sentir. Las frentes casi se chocan, las manos se agarran, a la vez se representan dos historias de continuidad. Cristina es Hebe y su Ausencia, y la vez, Hebe es Cristina y su Ausencia (esto me lo enseñó el machista de Hegel, ¡Hombre necio el que escribe!). Una mujer enfrentó a la dictadura más feroz y sangrienta; la otra enfrenta a la corporación beneficiada por esa dictadura, poder mediático que chorrea sangre y lodo. Cristina necesita más que nunca esa Ausencia que determinó a Hebe como Madre luchadora. Las lágrimas no se distinguen, son mutuas. La mirada se mira a si misma reflejada en la otra mirada. La historia es la misma y a la vez no lo es. Ellas hacen la historia, nuestra historia, mi historia, la historia.

Giorgio Agamben consideró el cuadro de Giovanni Serodine como alegoría de la amistad. Hombre Necio Agamben si después de ver a estas dos mujeres de mi patria, sigue sosteniendo lo mismo.

5 comentarios:

Maricé dijo...

excelente. Ponerle palabras a esa foto podría haber sonado redundante pero vos lograste que no lo sea.
gracias
saludos

grace dijo...

Un orgullo, Goliardo. Yo se lo dedicaría a toda aquellas mujeres machistas, hacedoras de hijos machistas, que se llenan su machista boca de palabras como "soberbia", "maestra ciruela", "bipolar","vengativa" etc., etc. para referirse a Cristina o a Hebe.
No hay sociedad machista que se banque semejantes minas confrontando en el HACER, porque en el DECIR, siempre los machos nos han dejado despacharnos a gusto. Total...que una bruja hable no tiene importancia.
Y sobrevuela a todo esto Evita y su fuerza...

Goliardo dijo...

Me olvidé de decir que en ese momento moravilloso, Hebe le entregaba el Pañuelo a Cristina. Yo estaba esa tarde en la plaza, y ahora lo escribí sin recordarlo. Hombre necio el que escribe, Hombre necio que no mira cuando mira.

Casta Diva dijo...

Excelente post, Goliardo, y hermosa la foto. Me hiciste emocionar por mostrarme esa foto con estas dos mujeres en ese gesto de amorosa amistad.
Gracias.

GAL dijo...

Instantes que quedan grabados...
saludos
Gal