martes, 8 de septiembre de 2009

El Peronismo no deja dormir a Beatriz Sarlo


"Es alineada en esta Gran Tradición que la Presidenta no mide sus palabras: le contaron una obra de teatro sobre Dorrego, se le activa el pasado estudiantil revisionista y se identifica con Dorrego; le regalan un volumen con escritos de Sarmiento y responde que "ella no es muy sarmientina". ¿Qué anécdota estará recordando, qué fogón estudiantil? Sin embargo, el peronismo habilita estas respuestas: en los años setenta, todos sabían que no había que ser sarmientino y que, en cualquier caso, Dorrego era preferible a Lavalle. Era el sentido común de la juventud radicalizada."
.
Si querés leer una clase de gorilismo:
.

6 comentarios:

Goliardo dijo...

Betriz, si Cristina responde y citás textual, no puede decir "ella no es muy sarmientina", debe decir "yo no soy muy sarmientina", porque se supone que habla Cristina.

Fede M dijo...

GOliardo, el uso del que la obliga a usar la tercera persona, ya que ese que abre la figura de un discurso referido. Pero ahí está también, el verdadero error literario(?), algo más sutil, de esta imbécil. El entrecomillado como forma de destacar un texto. Una especie de: miren lo que es capaz de decir Cristina. Como si la frase estuviera fuera de lugar. Esta tilinga se cree que hace el gran descubrimiento del siglo, y no deja de ser lo mismo que el burdo titulador que se le da por repetir la plaabra polémico delante de cada adherente del oficialismo.

OMIX dijo...

El entrecomillaso cuatro letras y un espacio más acá y uds le apuntan al entrecejo.
Corrijamos asi:

le regalan un volumen con escritos de Sarmiento y responde que ella "no es muy sarmientina".

No sean intemperantes, dijo Clemente de Caloi

Goliardo dijo...

Gracias fede, pero cuando lo leí me sonaba a que Cristina respondia como Maradona o Riquelme. Roman siempre dice "rilquelme está muy feliz".

Omix, quiza eso quise decir.

Andrés el Viejo dijo...

Para preferir a Dorrego y no a Lavalle no hay necesidad de ser revisionista. La señora Sarlo podría leer a Vicente Fidel López, entre otros, para comprobarlo. Y, de paso, enterarse de que sus propios amigos llamaban a Lavalle "espada sin cabeza" y que Paz, luchando en el mismo bando, hizo lo indecible para no compartir la campaña con él. En fin, cuando se tienen ganas, los argumentos aparecen solos.
Saludos

hablando de mí conmigo dijo...

A mí Sarlo me parece una persona muy inteligente y que argumenta cada cosa que dice.
Después uno puede estar en desacuerdo en función de la ideología y las convicciones de cada uno. No adhiero a esa visión dicotómica estricta de "gorilas" vs "peronistas". No digo que no refieran a algo, sino que son insuficientes para explicar la realidad.
¿No ser peronista es estar contra el pueblo? Qué se yo... Me parece que así no se puede distinguir entre Sarlo y Mariano Grondona, por poner un ejemplo.