miércoles, 25 de junio de 2008

“Sin pan y sin trabajo”, y con "el silencio de Alcorta..."


Sin pan y sin trabajo", obra de Ernesto de la Cárcova. Óleo sobre tela, 125×216 cm. Actualmente en el Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina.


“Sin pan y sin trabajo”, y con "el silencio de Alcorta..."

Desde comenzada la crisis, mucho se ha dicho sobre este tema, así como “cualquier pelotudo tiene un blog”, y cualquier “gringo” tiene un micrófono, yo pertenezco a ésos “azarosos” que de puro culo tiene uno llamado “goliardo”. En estos ciento y tantos… y tantos… días de conflicto mucho se ha develado de la “metafisica” rural argentina. Los que en su tiempo se denominó “Grito de Alcorta”, hoy es sólo puro cuento. ¿Por qué digo esto? Mucho se llena la boca el “Gaucho de alpargatas” (así se autodenominó el sojero) don Eduardo Buzzi hablando de los pequeños y medianos “farmers” de la pampa húmeda. Si en algo se destacó “el grito de Alcorta” fue en poner en jaque a los grandes terratenientes de la oligarquía argentina, representados por la inagotable “Sociedad rural argentina”. En la actualidad no parece ser así, es mas están unidos “no por el amor, sino por el espanto”-siempre comenta el “gaucho sojero”. Cien días de paro salvaje, cortes de rutas, derrame de alimentos, todo esto en una “mesa de enlace” junto a tipos como Luciano Miguens. Este ultimo personaje (tiene el honor de compartir como presidente de la Rural el olimpo junto a: Juan José Blaquier, y José Alfredo Martínez de Hoz, y otros de la misma laya) se llenó la jeta hablando de “gesto de grandeza”, una vez terminada la medida patronal, la presidenta los citó a casa de gobierno para comenzar el “diálogo”. Pero resulta que el presidente de la sociedad rural no pudo asistir porqué tuvo que viajar a visitar a su hijo en Estados Unidos. Yo me pregunto: ¿cuántos hijos no pudieron visitar a sus padres por culpa del piquete agrario? ¿Cuántos padres no pudieron visitar a sus hijos? ¿Cuántos novios no lograron visitar a sus novias? ¿Cuántos hermanos no consiguieron visitar a sus hermanos? ¿Cuántos camioneros no pudieron hacer el amor con su chica, y tuvieron que contentarse con la soledad de la pampa? ¿Cuántos alimentos no pudieron llegar a los estómagos de los niños? Basta de zonceras!!

Señores, no se puede estar a favor del pueblo, desabasteciendo al pueblo, cagándose en el pueblo, tirando leche en la ruta, e insultar a los camioneros, y a cualquier persona que opine diferente. Señores de “el silencio de Alcorta”, sus asesinos son “Sociedad rural argentina”. No se confundan, tengan un “gesto de grandeza” y sean fieles a los héroes de “Federación Agraria”. La triste realidad es la figura de un “gringo de la chacra” decidiendo por cadena nacional: que alimento llega y cual no. Eso es decir, ¡este come! ¡Este no come, este come algo y este nada!
.

3 comentarios:

JUVENTUD DEL PARTIDO DE LA VICTORIA dijo...

Una gran verdad cumpa lo que trasmitis...Un abrazo

JUPV

Mar dijo...

loable el esfuerzo por plantear la situación. La critica politica y social siempre son necesarias...las acciones son indispensables.

Carlos de la CC dijo...

mmm, yo al menos no estoy de acuerdo, porque me parece un discurso tendencioso, y por los que apoyan, parece otro discurso oficialista, tan Kircheristas, de tantos que hemos leido por ahi. En la ruta estaban tanto peones como patrones, tanto pequeños como medianos (los grandes pooles y las multinacionales, que negocian con el gobierno, estaban ausentes, porque como reciben subsidios estatales, para que no?) por voluntad propia, porque el campo es todo aquel q con su esfuerzo contruye, y no todo paso por la soja, sino por la leche, y demas cultivos, donde el gobierno no apoya al sector, y pretende todabia sacarles sus ganancias, ganadas con trabajo, mientras que a los empresarios, que pagan miserias por un litro de leche por ej. y si logran "ganancias extraordinarias" todo el año, y no por un baiven del mercado, no se les demanda nada extra, al contrario, se los invita a la casa rosada. Yo no tengo nada que ver con el campo, ni tendre, pero si defiendo la dignidad de todos los argentinos, y no busco tomarme revancha, como otros, que inventan enemigos imaginarios, para imponer a la fuerza su ideologia, sin respetar la libre expresion...Parece que despues de todo, la sociedad dijo basta, y gano la dignidad, aquella madrugada...pero la lucha sigue, que quiero un pais grande para todos, y no que sobre unos pocos, recaiga la culpa de un mal gobierno "K"....Hasta pronto...