sábado, 11 de septiembre de 2010

Apuntes sobre el odio


Quien vive verdaderamente no puede dejar de ser ciudadano y combatir. Odio a los indiferentes... La indiferencia actúa poderosamente en la historia. Actúa pasivamente, pero actúa… Los hechos maduran en la sombra, unas pocas manos, no sometidas a ningún control, tejen la tela de la vida colectiva y la masa ignora, porque no se preocupa... Soy combatiente, vivo, siento ya en las conciencias viriles de mi bando el pulso de la actividad de la ciudad futura que mi bando está construyendo... Vivo, soy combatiente. Por esto odio a los que no combaten, odio a los indiferentes.”

Antonio Gramsci (citado en G. Fiori, Vida de Antonio Gramsci, Peón Negro Eds., 2009 pág. 139).

“Todo esto merece odio o merece amor. Los tibios, los indiferentes, las reservas mentales, los peronistas a medias, me dan asco. Me repugnan porque no tienen olor ni sabor. Frente al avance permanente e inexorable del día maravilloso de los pueblos también los hombres se dividen en los tres campos eternos del odio, de la indiferencia y del amor. Hay fanáticos del pueblo. Hay enemigos del pueblo. Y hay indiferentes. Estos pertenecen a la clase de hombre que Dante señaló ya en las puertas del infierno. Nunca se juegan por nada. Son como "los ángeles que no fueron ni fieles ni rebeldes".”

Eva Perón, Mi Mensaje, “Ni Infieles ni Rebeldes

3 comentarios:

Unfor dijo...

Si lo dijeron estos dos grandes entre los grandes... es así, sin duda.

GAL dijo...

Estaba buscando este material, gracias por citar la fuente.
Saludos

Noam dijo...

En el viaje de Evita a la España franquista del año 47 consiguió el indulto de una militante comunista,Juana Doña. Os mando el enlace:
http://www.rtve.es/resources/TE_OESTMSU/mp3/9/0/1284474797709.mp3