viernes, 10 de febrero de 2012

Tú no tienes la culpa, mi amor, que el mundo sea tan feo