sábado, 11 de febrero de 2012

Antigona y la triste historia del Kakuy



Algunos, los dichosos, los cercanos al Mar, a Dios, tienen la suerte de conocer el mito de Antigona bien de cerquita. Dice el mito que Antigona, por honor a su hermano, y con el deseo de enterrarlo como Dios Manda, hizo una revolución. Antigona, con su “decisión” irrumpió como individualidad frente a la dictadura de lo colectivo, es decir, de la Polis. Antigona hizo una revolución, destruyó la polis, es decir, lo colectivo.

Los que vivimos lejos de la civilización, antes de empezar a caminar, ya estamos sumergidos en los mitos telúricos de nuestros pagos. Es así que algunos conocen primero antigona, y otros, la Historia del kakuy.

Cuenta la leyenda de mi tierra que en el monte vivían dos hermanos. Él cazaba en el monte, y llegaba a casa al atardecer extenuado en busca de agua y comida. En el monte seco, el agua es principal, después viene la comida. Pero la hermana, cansada de servir a su hermano, un día dejó de esperarlo con agua y comida. Ella también quería cazar junto a su hermano. Pero, el hermano sabiendo que la hermana quería ir al monte como hacía él para cazar y recoger frutos, decidió engañarla y llevarla al con otros motivos. La hizo subir a un árbol, con los ojos tapados y la dejó en el monte. Es así que ella empezó a gritar: ¡KAKUY, TURAY! (¡Detente, hermano!)

La leyenda dice que ella se transformó en pájaro, en kakuy. Descansa de día y sale por las noches. En Santiago del Estero el lazo familiar es muy fuerte. Las grandes chacareras hablan de esta relación: “Chacarera del patio”, “Chacarera del rancho”, “Entra a mi hogar”, “Patio santiagueño”, “Chacarera para mi vuelta”, etc. El grito del kakuy es un grito de hermandad, allá en los pagos de mis padres.

El mito oficial dice que ella era mala y que el hermano era bueno porque se preocupada de ella y la alimentaba todos los días con los frutos del monte. En realidad, ella quería ser libre, como su hermano.

Hegel no conoció este mito, en cambio fundó su fenomenologia en el mito de Antigona. Es así que encerró a la heroína en el mundo de la sensiblería. Se hubiese ahorrado toda la fenomenologia si hubiese conocido este mito de hermandad. Ella quería ser libre dentro de una relación colectiva con su hermano. El grito del kaky es un grito feminista, de liberación de la hermana frente al hermano. ¡KAKUY, TURAY! Ese es el verdadero amor entre hermanos.



Como dice la chacarera de Jacinto Piedra y Peteco Carabajal:

“de esta leyenda no hay que olvidarse
que los hermanos no dejen de amarse”





http://www.youtube.com/watch?v=lfIJqgQ_dSU&feature=related

2 comentarios:

iris dijo...

A pesar de escuchar varias veces esa canción nunca la entendí ¿la chica era mala hermana porque querer ser su igual y no su obediente esclava? ¿"Los hermanos deben amarse" significa que ella debería haberlo obedecido para que él no se enojase y la abandonara, tal como hizo ?

Goliardo dijo...

Iris, el mito ya tiene un culpable, como eva que come de la manzana. Ella es "mala" porqu no espera a su hermano con agua y comuida. Él cansado la castiga. Mi interpetacion es que ella no es mala, solo queria ser como su hermano, queria trabajar. Por eso la pueden engañar invitandola al monte para castigarla. el canto del kakuy (el pajaro) rememora ese grito "detente hermano". en santiago es muy fuerte este mito. simboliza el lazo familiar, entre hermano y hermana. Hegel lo desarrolla, pero con una "empapada" mujer de naturaleza, sentimiento, piedad. Antigona, Creonte; Familia, Polis.

lA HISTORIA DEL KAKYU ES MUY RICA EN INTERPRETACIONES, LA MIA ES UNA