sábado, 28 de enero de 2012

La Defensa Geopolítica, una cuestión olvidada en el debate sobre la minería

Primero

Preocupa la posición de algunos compañeros en un giro ecologista-internacionalista en su posición abstracta anti-minera. Compañeros muy cercanos.

Alguna vez dije que el ecologismo es el imperialismo por otros medios. Hoy cambiaria una palabra: el ecologismo es el colonialismo por otros medios. Entiendo por ecologismo una doctrina de matriz universal surgida en la sociedad civil (ONGs) para evitar el desarrollo contaminante en los países céntricos. Estos movimientos institucionalizados del tercer sector surgen vehementemente en los 90. Su ideología, es esencialmente liberal.

El ecologismo, cuando intercede en el desarrollo industrial de un país, es tan cipayo como cualquier neo-colonialismo de principios del siglo XX. Pregunto, ¿de donde salen los metales que consumimos en autos, motores, maquinas, balancines, fusiles?

Algunos compañeros –quizá- pretenderán defender el agua con flores y músicos en las plazas, cuando en 20 años –potencias hoy amigas, pero en un futuro...- necesiten ese bien y nosotros no tengamos desarrollo industrial para defendernos. ¿Con que vamos a defender estos recursos, con la guitarra eléctrica de Raly Barrionuevo? ¿Con una remera con la cara de Nacha Guevara? ¿Con las tapas del diario Clarín? ¿O con los metales que salen de las minas y van al desarrollo militar? ¿Los compañeros ecologistas, pretenderán combatir con bellas palabras? No se combate con buenas almas, se combate con buenas armas.

Segundo

Desde los tiempos inmemoriales. ¿Como se defiende un territorio?

Con buenas armas.

¿Comos se logran? -Con buenos metales, en especial extraídos de los minerales

¿Conviene importarlos e exportarlos? –Produciendo en argentina, se genera industria y conocimiento. Después el Estado puede absorber ese poder (el conocimiento es poder, ¿lo saben, no?), como hizo Chávez recientemente con TECHIN.

Tercero

Si no hay desarrollo industrial no hay posibilidad concreta de defensa de los recursos nacionales. Que yo sepa, no hay desarrollo industrial si no hay materia prima extraída que pueda sustentar un modelo industrial sustentable.

Para aquellos que dicen defender el agua de los hijos. El agua pertenece a quien la puede defender. Si cuidamos el agua, pero no nos armamos (el desarrollo, la economía es el arma mas potente en un sistema capitalista), entonces no cuidamos el agua para nuestros hijos, sino que guardamos el agua para nuestros enemigos.

La estrategia geopolítica es crear un lugar de desarrollo sustentable al sur de Río Bravo. México, Venezuela, Brasil, Bolivia, Argentina. ¿Entienden que es eso?

Por eso estoy a favor de la minería. Aclaro, no la mega minería contaminante que extrae y chupa riqueza. Sino, de la estrategia geopolítica de sustentar un modelo de desarrollo industrial latinoamericano.




Imagen: Mineros en Bolivia y Aviones Pampas, Fuerza Aerea Argentina

3 comentarios:

Gringoviejo dijo...

En veinte años,querído Goliardo,si todo sigue como va,la humanidad habrá tascendido la mesquindad de lo material y estaremos todos hermanados espiritualmente,no habrá fronteras,ni guerras,ni hambrunas.Seremos luz.Eso si,a condición de no seguir depredando y mortificando a la madre tierra,que en ese caso se va a enojar mucho y nos va a castigar duramente.Aunque usted no lo crea,eso está instalado en el inconciente de muchos ecologistas a la violeta.Al punto que hubo varios espisodios de osos polares que se morfaron turistas incautos que pretendieron abrazarlos emulando cierta publicidad,no recuerdo de que y no se si acá se utilizó, que debió ser retirada despues de tan lamentables acontecimientos.
Es imposible razonar con esas personas porque se resisten concientemente a la razón,creen en un nuevo paradigma que es buenos sentimientos,buenos deseos,(lo que ellos entienden por eso)desconfianza por la ciencia y la razón,comunión con la naturaleza y todos los seres vivos,etc.
Campea también en estos grupos una hipocresía muy cercana,sino gemela,a la de que afecta al pensamiento religioso clásico.
Por supuesto que esto surge y es incentivado por usinas de especialistas en guerra psicológica para sus previsibles fines.Nuestros artistas ignorantes y snobs hacen el resto.Saludos.

profemarcos dijo...

La quinta columna...

Udi dijo...

Agregaría, mi estimado Goliardo, coincidiendo en lo principal, que el quid está, no en el desarrollo industrial per se, sino en uno definido en función de los intereses colectivos y como decisión de la mayoría de esos intereses. Un 54,11 % parece ser un buen número para empezar.
Un abrazo