lunes, 2 de febrero de 2009

Elogio de la juventud

Es necesaria también la herrumbre; no basta el arma aguda.
De lo contrario, dirían de ti: “¡Es demasiado joven
!””

La Gaya Ciencia”, Nietzsche.


Clama el tomate podrido por la savia juvenil que desea, pero que no puede digerir porque ya esta podrido por dentro, por eso solo puede pudrirla. El herrumbre del cuchillo ensucia la herida y los gusanos hacen el trabajo que el oxido comenzó con entusiasmo. Siempre se necesita de mano de obra barata para terminar la tarea que comienzan aquellos herrumbrosos ascéticos. El oxido también puede ser puro y virtuoso, pero necesita la candidez para decir “¡Soy maduro!”. Como decía Nietzsche, “¡Es demasiado joven!”

Siempre que aparece el caso le algún joven violento, se generaliza y se dice: “la violencia juvenil”, en cambio cuando un presidente del mundo maduro manda a masacrar a una población no se dice. “el mundo maduro está violento”. No se dice así porque es natural, es normal, es esencial la violencia a la madurez. ¿Es la salida de la minoría de Edad, la entrada a la Ilustración como decía el viejo Kant? ¿Es la entrada a la ilustración como el servicio militar donde la escuela de la vida es la violencia tamizada por la razón? ¿es el mundo adulto un lugar donde reina la prudencia, la mesura y el término medio? ¿es la adultez la resignación pueril a la muerte, y el herrumbre es lo que nos hace prudentes? Epicuro decía que la muerte nos hace prudentes, y cuanta razón tenía este jovial filósofo.

Solo una reflexión. Hace un rato observé en TN una manifestación de aultos en Mar del tuyu pidiendo una limitación de jóvenes. La idea es restringir el acceso de jóvenes a la pura ciudad playera. Una zoncera más del mundo de los adultos.
........................................................................

2 comentarios:

Aliro Ramos dijo...

Esto me hace recordar al vecino HP que nos pinchaba la pelota porque le molestaba que cayera en su patio....¿Habrán visto la vida de Benjamin Button, y querrán que nazcan viejos?

Goliardo dijo...

Antes habia un horario de protección al menor (se cuidaba a los niños del mundo de los adultos), ahora hay un lugar donde protegen a adultos de los niños o jovenes.