viernes, 20 de febrero de 2009

Alegoría de la caverna (peronista)

En la historia de la filosofía, (los filósofos), estos personajes siniestros se valieron de cualquier medio para convencer a sus discípulos. Por ejemplo Platón criticaba el mundo de la sofistica, la concepción de la realidad, las articulaciones discursivas de la sociedad por porte de lo sofistas, pero a la vez explicaba (magistralmente) a través de analogías, mitos, alegorías, su concepción metafísica de la realidad. Si la epistemología es la ontología, si la estética es la ética, y para acceder a estos supuestos necesito aprender la filosofía, triste destino (¿o realista?) el de la humanidad. Bien enseñó el Sócrates platónico en el Fedón: “Filosofar es aprender a morir”. Esta corrupción de la juventud (y decadencia) por parte de Sócrates –según Nietzsche-, está latente hoy en toda concepción política cultural. Cuantos discursos políticos invitan a un mundo, una sociedad argentina si corrupción, ilustrada, onológicamente superior a la barbarie, insensiblemente bella. Desde el progresismo blanco se llama al diálogo (la nueva palabrita), y desde la izquierda pueril, a conocer la luz del socialismo. Desde la derecha, el discurso es moral, cívico y ascético e impúdico. Nietzsche no enseñó a distinguir lo “malo” y lo “malvado”, Buzzi entre lo “bueno” y lo “buenazo”. La idea no es refutar el mito y develar una nueva concepción política o defensa de la caverna, quizá algo más profundo, o como bien dice Nietzsche: “Yo no refuto los ideales, ante ellos, simplemente, me pongo los guantes...”

Según este mito platónico expuesto en Republica, VII 514a , la humanidad esta sumergida en la ignorancia, expresada en el ideal de la caverna. En este lugar, las personas están encadenadas de pies y manos, con el pescuezo encadenado con una especie de cuello ortopédico en el cual no puede girar y mirar para atras, sólo cabe mirar adelante. Detrás de este pueblo descamisado e ignorante, están los hombres que proyectan sombras a través de un gran fogón. La realidad concreta del pobrerío ignorante, son sombras de títeres manejados por personas que solo accedieron al mundo de la opinión. No hay conocimiento verdadero en este sector de la caverna. (Copia de imágenes, porque como veremos después, ese mundo tampoco es verdadero), llámele a estos titiriteros: Juan Perón, Evita, Cristina, intendentes del conurbano. En este mundo de apariencia, los prisioneros son el pueblo descamisado, y solo tienen acceso a choripanes y alpargatas.

Pero un mito explica todo, o como dice Atahualpa: “el mito es una deliciosa mentira”. Devenida la humanidad en la ignorancia y la barbarie, un prisionero logra liberarse de las cadenas, y puede ver la otra parte de la realidad, y advierte que más allá del fogón existe una luz. Una luz que ilumina el conocimiento de la realidad, es la Idea del Bien. Como el hombre es un ser que se asombra intenta acceder por la abertura de la caverna a ese mundo maravilloso, hermoso y ético. Es el reino de los fines, donde esta la belleza en si, la moral en si y el peronismo en si. Es un lugar donde el político puede ver que hay al algo más que los intendentes del conurbano, el kirchnerismo y o el zoologismo gubernamental. El político se convierte en filósofo y decide volver a su morada a enseñar el nuevo mundo a los prisioneros del clientelismo político. Cabe recordar que Platon advertía de que en el regreso, los prisioneros al no conocer el otro mundo, no recibirían bien la nueva noticia, y que seguramente intentarían asesinar al filósofo. de aquí la arrogancia de aquellos políticos que conocieron el mundo en si, sólo ellos conocen la verdad, en cambio el pueblo es ignorante.


Este estilo filosófico de inventar mundos, según Nietzsche no es una falsa concepción, no es ceguera, sino cobardía.

El "mundo verdadero" y el "mundo aparente" - dicho con claridad el mundo fingido y la realidad... Hasta ahora la mentira del ideal ha constituido la maldición contra la realidad, la humanidad misma ha sido engañada y falseada por tal mentira hasta en sus instintos más básicos - hasta llegar a adorar los valores inversos de aquellos solos que habrían garantizado el florecimiento, el futuro, el elevado derecho al futuro.” Ecce Homo Prólogo

6 comentarios:

Anónimo dijo...

aguante la ucr

Goliardo dijo...

De un radical esperaba una reflexión politica, un moralismo, un krausismo, algo más que un simple: "aguante la ucr". yo pensé que los bombos eran peronistas.

Aguante la gente buena dijo...

Sin ser lo que algunos definirían como gorila, hace rato que vengo pensando que el problema del país es el peronismo. Pero cosas como las que escribís (que son muy buenas y originales) me hacen pensar además que el problema del peronismo es, por decirlo de alguna manera, que se regodean en su propias miserias y que, al no poder erradicarlas, hacen de ellas un motivo de orgullo que defienden a capa y espada. Así, por ejemplo, tu post (con algunos cambios) bien podría haberlo escrito cualquiera de los garcas de la oposición justamente para atacar al peronismo. De manera que la cuestión peronista (y, mal que nos pese, en definitiva argentina) es extremadamente compleja. Esperemos, por el bien de todos, que algún día se resuelva.

Goliardo dijo...

Entiendo tu reflexión y creo que da en el punto requerido. La construcción del peronismo se afirma en supuestos y en concepciones sociológicas típicamente argentina. Es un fenómeno terruño. La construcción de que denominamos “cabecita negra”, no es un invento del peronismo, aunque si lo explota hasta el cansancio, y la oposición (clase media y alta) en vez de oponerse a Perón, se oponían a os peronistas. Cuando leo “¿Qué es esto?” de Martínez Estrada, me doy cuneta de la Alegoría y pienso como Jaurechte. La argentina es toda una bosta, menos el sonorísimo Martínez Estrada. . El pueblo ignorante, incapaz de entender el mundo se maneja a través de clientelismo (típicas reflexiones anteriores de autores como Martínez Estrada. él no denominaba “cabecita”, obvio, él lo llamaba guarango, compadrito, también tiene en la cabeza de Goliat una descripción del tilingo. ningún diputado peronista dijo “aluvión zoológico”, pero el peronismo lo expresó infinidad de veces. hoy lilita sigue diciendo que a ella la voto la gente más educada, por eso siguen estando los discursos de origen del conflicto. el perorinsmo fue construido con la mirada de todos, está ahí, en el barro, en la villa, es parte de la cultura popular. y quizá tengas razón, (aunque yo no lo crea) el problema es el peronismo (en sentido sociocultural), pero no puede haber una salida antiperonista, eso es seguir mirando al peronismo como cabecita negra, y como decía Sartre, “el infierno es la mirada de los otros”.

gracias por el comentario.

Aguante la gente buena. Aguante Allende. Incluso Campora. No al maquiavelismo. Basta de ajedrecistas.. dijo...

Creo que hay que diferenciar entre el peronismo y los peronistas. Porque a los peronistas (al pueblo peronista) bien quisiera yo tenderles una mano fraternal y, lejos de desear su invisibilidad, haría (si de mi dependiera) que fluya el "aluvión" de todos los rincones. Efectivamente, el peronismo logró que muchos vean esa otra parte del país que estaba oculta y no son pocos los forros que no la quisieron ver. No obstante, la creencía de todo el que no es peronista es antipueblo es algo que me saca. Y te confieso (y espero no lo tomes a mal) que justamente porque me pongo del lado de esa gente, es que no soy peronista (y con esto no quiero decir, sin embargo, que alguna vez haya habido algo mejor para ellos) porque como dijo el propio Perón: "No es que mi gobierno haya sido muy bueno sino que los que me sucedieron fueron tan malos que hicieron óptimo su regreso". Lo mismo puede aplicarse para los gobiernos anteriores al 45.
Por eso el peronista de verdad (el de familia peronista que sabe lo que Perón hizo por ellos) el lógico que sean peronistas. Pero, fijate vos, que luego de más de 50 años de la aparición del movimiento y luego de mayoría de gobiernos que se dicen "peronistas" las condiciones de esa gente son cada vez peores. El propio peronismo es el obstaculo para construír una alternativa superadora que se ocupe ya no sólo de paliar momentaneamente los problemas de los cabecitas negras sino de erradicarlos de una buena vez (a los problemas, no a los cabecitas). Pero todos sabemos porqué el peronismo no lo hace, porqué no lo termina de hacer. Y creéme que se puede. Pero a nadie le importa un carajo. Además ahora se van a ocupar un poco del conurbano (todos sabemos porqué) mientras que en el norte del país se están cagando todos de hambre. Y aclaro que esto sólo lo planteo a un peronista, y más concretamente a un peronista K (con el que tanto me había ilusionado), porque con los otros buitres que andan por ahí, directamente ni me gasto. Para que situaciones grotescas como la del vestido de tercipelo (http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/index-2008-06-28.html) no se repitan más en este país y la niña pueda de una y sin sentirse inferior escupirle en la cara a la vija puta. Saludos.

mrs miga dijo...

mejor cada vez que lo observo,Goliardo.cada vez me copa más!!!
gracias!