jueves, 11 de noviembre de 2010

La bien pagá





3 comentarios:

Unfor dijo...

Por mucho menos hay gente internada en los neuropsiquiátricos.

Tio Pepe dijo...

No estoy de acuerdo, esa pobre gente que está internada en los neuropsiquiátricos tienen alguna oportunidad, ¿porqué deberíamos cagarles la vida mandandoles a la naranja?.

Anónimo dijo...

"Volvió una noche...", dice el tango.
Yo pensaba que se le había trabado el candado de la cama solar en el spa y se le había chamuscado por la lámpara, que se mandó en llamas el deformado, impresentable y celulítico ojete.
¿Cómo puede una persona condensar tanta ineptitud, odio y resentimiento...?