lunes, 25 de mayo de 2009

Darse Cuenta



"Después me pareció que se trataba de otra oportunidad para tratar de superarlos. Pienso en el relato homérico acerca de Sísifo, un hombre tan enamorado de la vida que desafió al dios de la muerte. Los dioses olímpicos lo condenaron a empujar una pesada roca cuesta arriba por la ladera de una montaña. Antes de alcanzar la cima, la roca volvía a caer. Sin darse por vencido, Sísifo recomenzaba una y otra vez su trabajo.

Personalmente creo que aunque no haya Olimpo ni dioses, sí hay circunstancias que no hemos decidido nosotros, a las que hay que hacerles frente. Como el personaje del mito, quiero llevar la roca hasta arriba. En la política también hay una utopía, que no es otra que construir sociedades justas. Sabemos que es difícil, pero la esperanza es la que nos permite avanzar hacia la meta. Como en la rehabilitación, tenemos que valorar los pequeños avances que, concatenados, son artífices de los grandes cambios."






6 comentarios:

CASPA DE MALDITOS dijo...

Qué grande Rivas. Un ejemplo. Fuerza!

Daniel Mancuso dijo...

Este, el de Rivas, es un verdadero ejemplo de seguir una utopía, y el nuestro, el de todo el pueblo argentino, es la lucha de Sísifo contra la ley de gravedad de la antipatria, feliz día,
abrazo

MONA dijo...

Siii... tal cual... Volvamos a tener utopías, para avanzar... como expresa Ezequiel Ander Egg:
“Siempre es posible relanzar la utopía e intentar futuros diferentes, porque siempre habrá personas humanas que seguirán soñando por lo que no es y podría ser.”
Saludos

Lu dijo...

adhiero a lo dicho anteriormente y un respeto enorme a Rivas.

Aliro Ramos dijo...

gracias Goliardo por poner en valor a esta vida tan hermosa

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.